miércoles, 15 de febrero de 2017

Origen de la plaga de langostas Entomólogos corrigen a ministro César Cocarico

El ministro de Desarrollo Rural y Tierras, César Cocarico, reveló ayer que la invasión de langostas a Bolivia provino del norte argentino, a través Camiri, para llegar a Cabezas.

Luego de varios días de la declaratoria de emergencia, la autoridad gubernamental indicó que no era casual que estos insectos se hayan asentado en ese municipio desde el país vecino, porque es el “clima ideal”, cálido y húmedo. “Mucho verdor en el sector”.

ENTOMÓLOGOS

Un informe de la Sociedad Boliviana de Entomología precisó las declaraciones del ministro Cocarico y dijo que en el país hay variedades nativas y que en los años 1948 y 1952, se reportaron plagas con importantes impactos. En ese entonces, dijo un informe de la entidad privada, la plaga llegó a cubrir más de la mitad del territorio de Santa Cruz, Cochabamba y todo el sureste de Bolivia.

MUNICIPIO DE CABEZAS

“El municipio de Cabezas es parte de la serranía, hay lluvias generalmente y ello favorece para la agricultura. Los cultivos de maíz y maní fueron afectados. Todo esto ha determinado para que la plaga se asiente allá”, indicó Cocarico.

Recordó que el 27 de enero pasado el propietario de un terreno en Yapirenda procedió con la fumigación que permitió salvar su producción.

COMITÉS DE SANIDAD

En la misma fecha se conformó el Comité de Sanidad Vegetal y Emergencia Fitosanitaria para combatir a la langosta y evitar cuantiosa pérdida económica para los productores.

“En este momento lo que tenemos que hacer es controlar a la plaga, que no se pueda propagar, que no se pueda esparcir. Si saliera de estos perímetros, podría afectar mucho más al norte de Santa Cruz y eso es lo que no queremos”, destacó.

OPERATIVO

Cocarico indicó que se realizará la fumigación aérea en tres anillos: el primero de 17 mil hectáreas se aplica desde ese día, el segundo en un anillo de 11 mil hectáreas en el cual se trabajará en dos semanas, para luego pasar al anillo interno de 5 mil hectáreas.

Recalcó que el objetico es “ir cerrando poco a poco” para encapsular a las langostas en un radio de 5 mil hectáreas.

Indicó que con este trabajo se llegará a regiones como El Torno, Cabezas, más allá del río Grande, San Julián y hasta las serranías cruceñas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada